fbpx
Connect with us

¿Qué es Navidad?

Foto: Google.

Editorial

¿Qué es Navidad?

La Navidad no es vanidad, es amor, fe y solidaridad. Que esta fecha sea un motivo de profunda reflexión como invitamos a todos nuestros lectores en las siguientes líneas.

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

La fecha de hoy reviste de una gran importancia para todo ser si de veras es capaz de llamarse humano.  Amor, fe y solidaridad son las tres palabras en que se resumen estas fiestas cristianas recordando que hace 2016 años nació Jesús en un pesebre con el inmenso amor de José y María, dando el mejor testimonio que no es necesario los valores materiales sino los espirituales para crecer y estar bien consigo mismo y con los demás.

El pesebre tiene la fuerza simbólica que nos invita a reflexionar que, para ser alguien en la vida no es necesario nacer en una cuna de oro, sino fundamentalmente tener a padres que se amen entre sí y den le den ese producto a sus hijos.  He allí la diferencia entre una simple vivienda y lo que se llama hogar.

En las familias de hoy hay muchos padres que están junto a los hijos solo en lo físico pero ausentes en el contacto espiritual y dialogante bajo el pretexto de que se está ocupado.  Hay también otros hechos todavía execrables como la existencia de padres que engendran hijos y nunca más se acuerdan de ellos, dejando a sus vástagos al cuidado y manutención de total de las madres.

Hay también hijos que habiendo crecido a la sombra de sus padres, cuando adultos –y especialmente cuando se casan- por presiones de sus parejas (nueras o yernos) olvidan la entrega que le dieron sus progenitores y se aburren de ellos e incluso buscan asilos para llevarlos a pasar sus últimos días.  Hay muchos viejitos torturados diariamente en las casas y no hogares de sus propios hijos.

Existen también hermanos y parientes que discuten y se pelean por herencias llegando al extremo incluso de asesinarse y desfilar por los tribunales.   Todas estas cosas son monedas corrientes del mundo de hoy que toca cambiar.  Por eso esta Navidad debe significar que sólo el amor puede hacer que reflexionemos y cambiemos a favor de los nuestros y los vecinos con quienes convivimos a diario.

Ese amor también debe llevarnos a con fe y solidaridad practicar el valor más supremo de la GRATITUD cuyo hijo es el compartir.  Hoy debemos de llevar alegría a quienes realmente materialmente y espiritualmente no lo tienen, perdonarse si hubo ofensas.  La fiesta cristiana no puede simplemente convertirse en una feria comercial o de vanidades, sino de introspección y de cambio.

Sean estas pocas pero reflexivas palabras en la fecha más importante: el día de la Navidad.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en Editorial

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top