Connect with us

El bocado de la vergüenza

Ancash

El bocado de la vergüenza

Los candidatos que se van perfilando para las próximas elecciones, no todos, son unos jugadorazos. Unos ludópatas de la política, que van adquiriendo la adicción patológica a los juegos de azar en la vida pública. Como suele suceder en los gobiernos regionales, provinciales y distritales con los “guías” que con suerte, y no sabiduría, rigen su conducta política insultandose en cuatro paredes.

Como Napoleón, cree que primero está la ventura, luego lo demás. Muchos de ellos, seudos candidatos, que aún siguen en gobierno y otros que se perfilan actúan por impulsos, por instintos, nunca por conducta. Tienen que empaparse en la adrenalina del albur para sentirse bien y eso se les va el día; y la vida, claro. Apostando a retirar a la región de esa mala racha de gobernantes y gobernados por la estúpida idea “que yo no vote por tal o cual” siendo los mismos en lanzar la piedra y esconder la mano.

Hace poco leí, en un diario local, la “caída de los tres chiflados” mismo titular policial, encabezado por Waldo Ríos, Enrique Vargas y Ángel Durán, éste último, poniendo cara de poker, en sus mítines radiales por la decisión del Jurado Nacional de Elecciones ése gesto y la decisión no se limpia con jabón Lux ni con un equipado canal radial para cherrys y autobombos, es lo que hay.

Ahora, es verdad también que, cualquier estupidez es admisible con tal de que no se lleve a la práctica. Como cuando los curas les vacila sermonear media hora y con vino. Y mientras la idea de ingresar a las arcas del gobierno para el propio beneficio y albedrío de ideas que no suman, continuaremos con la imagen que ha adquirido Ancash. Entonces nuestros nietos dirán ” la historia de siempre, osea, la de toda la vida que hace muchos años impera porque la tolerancia en el Perú, ya se sabe, sigue siendo un bien escaso.

Comentarios

Más en Ancash

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top