Conectar con

El Cólera: la enfermedad de la pobreza

Foto: Revista El Debate

Con Sentido Global

El Cólera: la enfermedad de la pobreza

El Cólera sigue diezmando la población mundial, los continentes de Africa y América son los más azotados; en el Perú hay una alta tasa de incidencia.

A fines de enero de 1991, el Perú fue azotado por la epidemia del Cólera (Vibrium Cholerae 01 toxígeno, Biotipo El Tor, serotipo Inaba) dejando un tendal de muerte y desolación no solo en Perú (las ciudades más afectadas fueron Chancay, Chimbote y Piura) sino también en el resto de la región. Sólo en Perú, los sospechosos de tener el virus del cólera ascendieron a más de 322 mil personas y un total de 2.909 defunciones. A fines de 1991 ya se habían reportado más de 391,220 casos de cólera en 16 países de América, siendo los más afectados Perú, Ecuador y Colombia.

Un estudio de los médicos peruanos Ciro Maguiña Vargas, Carlos Seas Ramos, Edén Galán Rodas, Jimmy Jesús Santana Canchanya, “Historia del cólera en el Perú en 1991”, publicada en el “Acta méd. peruana v.27 n.3 Lima jul./set. 2010”, da cuenta que este escenario fue posible por las siguientes condiciones previas:

“Desde hace varias décadas previas a 1991, las condiciones políticas, económicas, y de salud, se fueron deteriorando paulatinamente, la inversión en salud fue disminuyendo, las migraciones del campo a la ciudad se incrementaron por motivo del terrorismo y la guerra interna que se desarrollaba en aquellos tiempos. Así, para 1991 la tasa de mortalidad infantil fue de 78 por 1 000, la tercera más alta de América Latina, después de Haití y Bolivia14, con una alta tasa de mortalidad por diarreas en niños menores de 5 años, siendo superada solamente por Nicaragua, Guatemala y Honduras17.

“Un estudio en 1988, reveló que sólo el 55% de la población tenía acceso a agua potable y el 41% a sistemas de alcantarillado, y en las zonas rurales los promedios fueron más bajos, 22% y 16% respectivamente14”.

De acuerdo a Encuesta Nacionales de Niveles de Vida (OPS), en 1991, en el Perú, el 59% de la población total vivía en condiciones de pobreza extrema, el 53,7% de la población urbana en condiciones de pobreza crítica, en el área rural 80,7% vivía en pobreza crítica y en área rural de la sierra el 90% de la población viviendo en pobreza crítica.

Para el 2010, resurgió el cólera en América latina, esta vez en Haití.

El caso peruano demostró que si se toman las medidas sanitarias inmediatamente y sobre todo si se evitan las condiciones previas a la epidemia del cólera esta se puede evitar.

Recientemente, el sitio electrónico New Arab en junio, denuncio que la epidemia del cólera en Yemen desde fines de abril se ha acelerado afectando a 21 de sus 23 provincias, “cada minuto es hospitalizado por lo menos un nuevo paciente con cólera” y algunos pacientes tienen que dormir tres en una sola cama, o en el suelo del hospital o afuera en tiendas de campaña.

Dominique Legros, experto sobre cólera de la OMS, dijo a un grupo de informativo de la ONU sobre el cólera en Yemen. “No olviden que hoy es Yemen, pero ellos [los saudíes] reciben peregrinos de muchos de los países endémicos. Ellos hasta ahora han evitado los brotes, garantizando que las condiciones de vida esenciales, en particular el acceso al agua, las condiciones de higiene, sean las adecuadas”.

Sin embargo, aun cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que hasta fecha hay 320,000 yemeníes infectados y 1,740 muertes. La comisión de la ONU que supervisa la ayuda a Yemen y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaron el pasado 11 de julio que cancelaban el embarque planeado de un millón de dosis de la vacuna contra el cólera, que estaba programado para arribar este mes. El primer medio millón de dosis ya estaba en camino a ese país, por lo que fue desviado hacia otros países en riesgo.

Al respecto, el New York Times, informó el mismo 11 de julio, que el vocero de la ONU, Jamie McGoldrick, encargado de ayudar a Yemen, sostiene sobre esta decisión que, había obstáculos “para poder entregar las vacunas en medio de un conflicto que ha paralizado el sistema de salud del país y dificulta el acceso a algunas zonas”.

Al parecer, Africa no se merece las vacunas contra el cólera, o están dispuestos a que el cólera se disemine por el mundo entero. Según la agencia Reuters, un boletín de la OMS del 14 de julio advertía que “el brote de cólera se podía extender en la Hajj”, la peregrinación anual de entre 2 y 3 millones de musulmanes a la ciudad sagrada de la Mecca.

Bajo las condiciones socioeconómicas adecuadas, epidemias como el Cólera se pueden convertir en una nueva pandemia global.

 

 

1251Visitas Totales,2visits today

Comentarios

Comentarios

Sigue Leyendo

Más en Con Sentido Global

Translate

Translate

Tendencia

Facebook

Arriba