Conectar con

Cerrón a la deriva

Foto: Ancash Noticias

Digo yo

Cerrón a la deriva

La reciente revelación del sindicato municipal no sólo muestra que la Municipalidad está en déficit sino que hasta ahora el alcalde no ha cumplido con sus promesas electorales.

Una cosa es con cajón y otra con guitarra, con esa frase podríamos explicar en algo lo que desgraciadamente viene sucediendo en nuestra ciudad, como consecuencia de una pésima gestión municipal, liderado por su alcalde Alberto Espinoza Cerrón.

Cerrón, como casi todos lo conocen, lideró por muchos años su candidatura para hacerse del sillón municipal recién en las elecciones pasadas, para ello utilizó un discurso recurrente de honestidad, transparencia, eficacia y, sobre todo, cero corrupciones.

Debutó mal y con la pierna en alto dedicándose exclusivamente a quejarse de las irregularidades en la gestión de su antecesor Vladimir Meza Villarreal, hizo el papel de la fiscalía en liderar las denuncias, partiendo por el caso Consorcio Huaraz, rechazando el MALL, pero prometiendo hacer otros cuatro. Hasta ahora nada.

Lo mismo pasó con el mantenimiento de colegios, entre ellos Jorge Basadre y La Soledad, no se sabe en que están. A pesar que estaba listo para su licitación, el único que se continuó, pero con un retraso de dos años, fue el observatorio del delito justificando la demora que todo estaba mal y necesitaba hacerse de nuevo.

En realidad, no se hizo nada nuevo, más bien redujeron metas, pero aumentaron el presupuesto; teniendo como resultado cámaras de seguridad que ya empezaron a fallar, mientras seguimos sumidos en la creciente inseguridad ciudadana; dicen que la culpa la tiene Hidrandina.

Paralelo a ello vinieron las planillas fantasmas en la Gerencia de Servicios Públicos, los Terry audios, entre otros, que para el alcalde Cerrón no era ningún indicio y menos prueba de corrupción o al menos un aviso de que algo andaba mal. “muéstrenme pruebas claras, como un video recibiendo coimas o algún acto delictivo”, respondía el alcalde ante las críticas de la prensa.

Luego aparecieron otras denuncias sobre cobros de cupo a empresarios de parte de dos de sus funcionarios, nuevamente para el alcalde no era prueba, más bien fantasmas de sus opositores que buscaban dañar su excelente gestión. Bueno, dice un viejo adagio “no hay peor ciego que no quiera ver”.

No decía poner la mano al fuego por sus funcionarios, pero en la práctica lo hacía o se lo hacían. Lo recientemente sucedido con su protegido gerente municipal, es solo una de las tantas sorpresas que harán público los trabajadores del sindicato durante la próxima semana.

“No solo se ha contratado hijos y otros familiares, hay cosas más delicadas, como la falsificación de firmas, peleas por coimas, entre otros, que ahora han sumido en un déficit absoluto a la municipalidad”, señalaron los sindicalizados.

¡Dios mío!, a donde estamos llegando, ojalá no se confirme lo que tanto se habla en el pasillo municipal, generado por sus propios partidarios y colaboradores que al parecer ya no pueden maquillar más las evidencias.

1607Visitas Totales,1visits today

Comentarios

Comentarios

Sigue Leyendo

Más en Digo yo

Translate

Translate

Tendencia

Facebook

Arriba