Conectar con

El hazmerreír político

Foto: composición Ancash Noticias

Editorial

El hazmerreír político

Más allá del show con la presunta solicitud de perdón que ayer montó Yesenia Ponce, los ancashinos aguardamos que más bien Keiko Fujimori haga eso con los ancashinos: por postergar CHINECAS y por seleccionar mal a su parlamentaria.

La actuación política y privada de la legisladora ancashina Yesenia Ponce se ha convertido en una pieza teatral cómica, pero que representa muchas verdades y medias verdades de la miseria del “achoramiento” fujimorista que acuñamos en anterior comentario.

Keiko Fujimori, fiel a su estilo autoritario y verticalista, es evidente, que ha digitado el “discurso” que leyó públicamente Ponce para supuestamente pedirle perdón; mientras ella prefirió esconderse y no responder a la gran pregunta que todos los ancashinos nos hacemos ahora: ¿Por qué sus razones políticas pueden postergar al pueblo ancashino de un proyecto tan importante para su desarrollo, como es CHINECAS?

Ponce, emulando al cómico Cantinflas -en buen romance- ha dicho “lo que dije, no dije” tomando el pelo a los peruanos y poniendo de relieve sus limitaciones como congresista, como la mayoría de sus colegas de Fuerza Popular, que fueron seleccionados más por sus aportes económicos y sumisión a las decisiones verticalistas.  Fue Keiko Fujimori y su entorno quien la eligió. ¿Qué condiciones vieron en Ponce para nominarla como candidata al Congreso y no otros personajes más preparados?

Pero vamos al tema CHINECAS, el pueblo ancashino tiene que recordar que este proyecto comenzó durante el primer gobierno de Alan García, y durante los diez años que gobernó Alberto Fujimori no hizo nada para ponerlo en operatividad; en cambio sí, se avanzó CHAVIMOCHIC (en la Libertad) con las aguas ancashinas del río Santa.  Un pasivo que los fujimoristas no pueden hacerse los suecos…y menos Keiko.

Como siempre primaron los cálculos políticos, siendo el volumen electoral de La Libertad superior al de Ancash, además de tener la necesidad de romper la hegemonía aprista, no les era rentable hacer CHINECAS sino CHAVIMOCHIC. Toda una miseria política.

Pero allí no queda la miseria política fujimorista.  Hay que tomar en cuenta también la forma de actuar de la lideresa de Fuerza Popular con respecto al gobierno del presidente Kuczynski -según polémicos audios, grabados a Ponce- es verticalista y boicoteadora al sistema democrático.  A la hija de Fujimori no se le pasa haber perdido las elecciones. A esa señora hay que recordarla que el Perú no está para sus caprichos, menos para sus pataletas.

Para limpiar la imagen de Keiko, de presunta “estadista”, han obligado a la controvertida parlamentaria a “pedirle perdón” (sugerencia de Héctor Becerril), pose que linda más bien en un sainete que causa tanta jocosidad y no el drama con el que pensaban cerrar el capítulo, de las polémicas revelaciones del audio, para limpiarla.

A ver, qué dice ahora doña Keiko Fujimori.

1014Visitas Totales,1visits today

Comentarios

Comentarios

Sigue Leyendo

Más en Editorial

Translate

Translate

Tendencia

Facebook

Arriba