Conectar con

¿Quieres ser candidato?: Un aporte a tu perfil político

Foto: Mix Político

Para Qué Servimos

¿Quieres ser candidato?: Un aporte a tu perfil político

Nunca sabremos cuando inicia una campaña electoral, ni cuando termina; aunque se tenga un cronograma del proceso electoral en las normas respectivas, que establece además de plazos un rosario de requisitos y prohibiciones, que valgan verdades para algunos candidatos, sólo está en el papel y siempre buscan como burlarla; para otros es una guía que orienta su participación, propio de los políticos serios, de los que hacen tanta falta.

Un buen político siempre está en campaña, además de estar pensado o planificado, es su actitud, es su estilo de vida. Siempre en contacto con las masas, protagonista en los eventos políticos, académicos, culturales, sociales, religiosos, deportivos. Hace de la vida política un proceso de formación de líderes para servir a los demás y no de hacer fortuna fácil. Cuando llegan los tiempos electorales sólo se concentra en conservar esas preferencias y asegurar un buen cierre de campaña; hay una confianza mutua entre el candidato y el elector. Un buen político tiene que renovarse, los tiempos cambian y las estrategias no pueden ser las mismas, tiene que ser creativo, innovador.

El buen político es orgánico, pertenece a una organización política, se somete a un reglamento interno; si pretende ser candidato participa en elecciones internas, trabaja en equipo, revisa y se informa de las normas electorales, estudia, se somete a ellas y siempre juega limpio; cuida los mínimos detalles, revisa la hoja de vida de los que integran la lista, elabora su plan de trabajo de manera participativa, registra los aportes económicos y rinde cuentas. Asiste a todos los debates, organizan con tiempo a su equipo de personeros, promueve su capacitación, para defender los votos. Es más, un buen político no solo tiene un equipo preparado para ganar las elecciones, también se preparan para gobernar.

Un buen político conoce su territorio, conoce a la gente de cada uno de los pueblos que lo conforman; sabe de sus tradiciones y costumbres: creencias, mitos, comidas típicas, danzas, principales productos de la zona; conocerla, respetarla y promoverla, es uno de los perfiles más importantes de un buen candidato o buen gobernante. En esa lógica también es importante estar informados de los acontecimientos más importantes que sucedieron, conocer su historia, el pasado de los pueblos, las dinámicas económicas, sociales y culturales actuales; para visionar el futuro, no se empieza de la nada, hay que partir de una base y debemos conocerla.

El buen político valora la diversidad, trabaja con todas las generaciones; jóvenes, adultos y adultos mayores; valora el conocimiento, pero también la sabiduría de la gente, escucha al profesional, pero también al sabio del pueblo. No busca seguidores, busca líderes en cada parte del territorio a gobernar, entre varones y mujeres, entre religiosos y ateos, empresarios, empleados del sector público y privado, comunicadores, dirigentes comunales, campesinos, artesanos, entre otros.

Allí les dejo algunas características que se aproxima al perfil de un buen político o buen candidato; es tarea de cada lector definir las características o el perfil de un mal político o un mal candidato, es mucho más sencillo.

Edver Román Paredes Milla

Gestores Perú. Noviembre del 2017

1600Visitas Totales,54visits today

Comentarios

Comentarios

Sigue Leyendo

Más en Para Qué Servimos

Translate

Translate

Tendencia

Facebook

Arriba