Connect with us

Mi primer día de clases

Foto: Difusión

Pido la Palabra

Mi primer día de clases

Recuerdo bien, la emoción que sentía en cada inicio del año escolar, aquellos años en los que las cosas propias de ser adulto no existían para mí.

Fue abril de 1991 –antes iniciábamos las clases recién en ese mes– cargaba en la mochila no sólo esperanzas e ilusiones, cargaba además mis cuadernos y colores, caminaba cerca casi 2 horas para llegar a mi primera escuela, una escuela rural en el caserío de Ullucuran, distrito de la Merced en Aija. Seguí esa rutina por casi medio año hasta que me trasladaron a una escuela más cercana al 86 144, en mi pueblo La Merced.

En aquel entonces la tecnología, la infraestructura de calidad eran cosas meramente poéticas, solo se contaba con una pizarra, una tiza y un buen maestro. Formábamos cada mañana orábamos a Dios y catábamos el himno nacional, teníamos que asistir con los zapatos limpios, las uñas recortadas bien peinados y aseados, en mi pequeño salón de clases las carencias eran múltiples pero más eran las ganas de aprender y ser mejor que nuestros padres.

Han pasado los años y ahora veo con nostalgia el inicio del año escolar, pero a pesar del tiempo fuera de una escuela pública hay aun tareas y metas que se deben de atender. Nos falta infraestructura educativa adecuada y para cerrar esa brecha al ritmo actual de inversión se necesitan más de 30 años, necesitamos tener acceso a tecnología para estar al ritmo de la globalización, necesitamos mejores maestros, aquellos que se involucren en el día a día y no solo sean los profesores de “Miércoles”, o los profesores de “Carrera”,  necesitamos más padres comprometidos y no de aquellos que asisten solo dos veces al año al colegio, a matricular y a recoger las libreta de notas.

Al binomio alumno – maestro, debemos de sumar un compromiso más activo de actores sociales aquellos quienes prioricen en la agenda nacional el tema de educación para que se tomen las decisiones políticas de estado, necesitamos el compromiso de medios de comunicación que lejos de programar espectáculos y realities en su parrilla de programación, agenden otros temas de mayor utilidad, necesitamos que nuestros niños vayan al colegio en óptimas condiciones de alimentación y salud, para que en media clase no se duerman o dejen de prestar atención.

Han pasado los años y los problemas son casi los mismos, han pasado gobiernos y seguimos con la agenda pendiente. Es hora de que las ganas de volver al colegio en cada inicio del año escolar sea la misma a medio año al terminar el colegio, necesitamos que el compromiso de todos de traduzca en una mejor escuela.

Es tarea de todos hacer algo. ¿Qué más podemos sumar?

Comentarios

Seguir leyendo
También te puede interesar...

Más en Pido la Palabra

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top