Para Qué Servimos

Los regidores en la gestión municipal: el ejercicio de un poder aún poco evidente.

By Edver Paredes

August 12, 2018

A estas alturas de la vida política en nuestro país, nadie duda que el cargo de Regidor es importante en toda gestión Municipal; si bien en la campaña electoral es integrante de una lista junto al Alcalde, luego de salir elegidos, asumen funciones similares como es representar a la población, pero algunas distintas y complementarias; esto es, mientras el Alcalde representa al poder ejecutivo, los Regidores asumen responsabilidades legislativas y fiscalizadoras:

Entre las funciones más importantes de los regidores podemos mencionar las siguientes: a) Proponer proyectos de ordenanzas y acuerdos, b) formular pedidos y mociones de orden del día, c)Desempeñar por delegación las atribuciones políticas del alcalde, d)Desempeñar funciones de fiscalización de la gestión Municipal, e)Integrar, concurrir y participar en las sesiones de las comisiones ordinarias y especiales que determine el reglamento interno, y en las reuniones de trabajo que determine o apruebe el Concejo Municipal, e)Mantener comunicación con las organizaciones sociales y los vecinos a fin de informar al Consejo Municipal y proponer la solución de problemas.

Por ello, en cada proceso electoral Municipal, sería bueno que los regidores tengan su propia voz durante el desarrollo de la campaña; la población necesita saber cuál será su trabajo, que estrategias o acciones implementará para cumplir con lo que le encarga la Ley y le demanda la población; necesitamos tener regidores activos y dinámicos, que no le hagan el juego al Alcalde, que brillen con luz propia en el desempeño de sus funciones. Es más, en cada audiencia pública deberían, al igual que el Alcalde, rendirle cuentas al pueblo sobre los logros de su gestión como Regidores. Para ello es importante que el Estado no descuide su capacitación permanente, desde el primer día de la gestión, en convenio con entidades formativas y otros aliados estratégicos.

Una de las atribuciones de singular importancia que la Ley otorga a los Regidores y se ha descuidado en los últimos tiempos, salvo algunas excepciones, es la función de fiscalizar la gestión municipal, que consiste en implementar acciones de control, evaluación, y seguimiento a los planes, programas y proyectos; asegurar la buena marcha del presupuesto participativo, rigurosos vigilantes de los procesos de convocatoria, ejecución y recepción de las obras públicas; y velar desde su importante cargo, el funcionamiento óptimo de los servicios públicos, buscando en todo momento la consolidación gradual pero progresiva del desarrollo económico, social y cultural del territorio al cual representan.

En lo que le toca hacer el regidor no está sólo; en primer lugar tiene importantes estructuras y espacios de coordinación que han sido creados por la normatividad municipal; entre ellos, las Comisiones de Regidores, El Concejo de Coordinación Local(CCL), Los Comités de Vigilancia, Los Comités de Fiscalización, el Presupuesto Participativo, las Audiencias Públicas o Rendición de Cuentas, entre otros; que son una excelente oportunidad para que cada Regidor pueda actuar y hacer sentir el peso de su rol y el desempeño óptimo de sus funciones; pero además de las estructuras internas, tiene a la comunidad organizada y al sector empresarial como aliados estratégicos, haciéndoles saber que el Municipio no es aquel local donde funciona el Concejo Municipal, muchas veces cercano a la plaza principal, sino el territorio del ámbito distrital o provincial, donde cada uno de nosotros con cargo o sin él, tenemos necesidades y demandas insatisfechas y somos parte del gran desafío de hacer de nuestro distrito un territorio inclusivo, con igualdad de oportunidades para todos.

Comentarios