Integrantes de banda de músicos que iban a Pamparomás se salvan en grave accidente

Veinte integrantes de la banda de músicos Show Sinfónica de Áncash, salieron heridos por volcar el ómnibus en el que viajaban de Lima a Chimbote, esta madrugada en Supe, provincia de Lima.

Los 25 músicos en total habían partido a las 10 de la noche del distrito de Independencia, en Lima, en el vehículo de placa T5S 696. Tenían como destino final la localidad de Pamparomás, en la sierra de Áncash, donde esta mañana tenían previsto tocar en un sepelio, retornando hoy en la noche a la capital.

El accidente ocurrió aproximadamente a las 2 de la madrugada, en el kilómetro 180 de la carretera Panamericana Norte, en la zona conocida como Caleta Vidal, en el distrito de Supe.

El ómnibus era conducido por Marcelino Hurtado (59), quien terminó despistándose y volcando la unidad por causas que son materia de investigación. Veinte músicos resultaron con lesiones diversas, mientras que cinco salieron ilesos. La mayoría de ellos salieron por las ventanas.

El director musical Neofito Minaya Rodríguez y su hijo Eriko Minaya figuraban también entre los heridos. Ellos y las demás víctimas fueron trasladados de urgencia al hospital de Barranca por policías de carreteras, ambulancias Samu y rescatistas del Cuerpo de Bomberos 73 de esa localidad.

Fueron atendidos en Barranca

Sobreponiéndose a la desgracia, los músicos agradecieron las muestras de apoyo y atenciones que recibieron por parte del personal de salud del hospital de Barranca, así como de sus seguidores y familiares, quienes mediante llamadas y las redes sociales mostraron su preocupación tras el accidente.

El médico Mario Calle, responsable del área de emergencias de madrugada del hospital de Barranca, reveló que varios pacientes presentaron fracturas y traumatismos severos, por lo que permanecerán hospitalizados hasta recibir los tratamientos especializados.

Policías de carreteras de Barranca y peritos de tránsito de la comisaría de Supe investigan las causas del violento despiste, que milagrosamente no dejó víctimas que lamentar.