fbpx
Connect with us

Disolución legal y legítima

Foto: Ancash Noticias

Editorial

Disolución legal y legítima

Olaechea, Bartra y la nueva mayoría oportunista con sus errores y actos desesperados precipitaron lo que el pueblo demandaba: disolver el Congreso.

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

Todo está consumado: Martín Vizcarra, será el presidente de la República hasta el 28 de julio de 2021, todo por obra y gracia del aprofujimorismo, que urgidos por frenar las investigaciones Lava Jato y la revelación de los “Codinomes” y la liberación de Keiko Fujimori –vía Tribunal Constitucional- porfiaron por desafiar la advertencia presidencial.

Ante el archivamiento del proyecto Adelanto de Elecciones,  en la Comisión de Constitución y cuando al gobierno se le iban los plazos para interponer la cuestión de confianza, apareció el escándalo de la “repartija” de cupos en el Tribunal Constitucional, la celeridad que le imponían en el Congreso transgredía con la transparencia que demanda el pueblo.

La advertencia no fue escuchada, como no lo fueron tampoco las anteriores demandas como las reformas políticas que demandó el pueblo en el referéndum que participó el pasado 7 de octubre de 2018.  El 30 de setiembre, la mayoría parlamentaria aupada con los oportunistas de Contigo, Alianza para el Progreso y Acción Popular, tenían como consigna la elección del nuevo TC; recibir a las 4 de la tarde al premier y no aceptarle la cuestión de confianza y si se procedía a la disolución el nuevo TC iba a enmendarle la plana al Ejecutivo y  proceder a la vacancia del presidente de la República.  Todo un “achoramiento”, como el de los años 90.

El plan se vino abajo, porque los defensores del statu quo parlamentario cometieron dos graves errores: no dejar ingresar al premier y elegir en la mañana a un nuevo integrante del Tribunal.  No contaron con que la Constitución prevé la concurrencia del premier o los ministros en el pleno y reuniones del Congreso…y entonces Salvador Del Solar, a lo macho, presentó la cuestión de confianza.

“Elección de un integrante del TC desoyendo cuestión de confianza fue el más grande error de la mayoría aprofujimorista”

El presidente Pedro Olaechea, en un total desconocimiento de la hermenéutica parlamentaria, expresó que la intervención de Del Solar fue un “acto de cortesía” y consumó la elección de un miembro del TC….y en la tarde cuando ya el Ejecutivo se aprestaba a disolver “aprobaron” la cuestión de confianza.  La infracción “fáctica” estaba consumada.

Lo fáctico, es lo hecho: el rechazo a la cuestión de confianza planteada se había dado en la mañana desafiando al llamado presidencial y el recurso planteado por el premier.  Ya que hablamos de FACTICO, en la tarde se produjeron más errores fácticos, como al no tener los votos necesarios para vacar al presidente, declarar su SUSPENSION; la juramentación de Mercedes Aráoz como presidenta interina y luego su desistimiento.  Todo ese hilo de errores ha conllevado a que Vizcarra sea amparado por la Ley y por la legitimidad que el pueblo mayoritariamente le da.

Ahora el presidente Martín Vizcarra está en la obligación de no perder horas en el gobierno, ya que la obstrucción parlamentaria no existe, y que el nuevo Congreso que se elegirá el 26 de enero de 2020 trabaje las reformas políticas necesarias que el país exige.  Que la política en el Perú, no siga siendo más el servirse así mismo, sino el servir a los demás.

Comentarios

Más en Editorial

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top