fbpx
Connect with us

Áncash: Hombre dado por muerto se reencuentra con su familia después de 26 años en Chimbote

Ancash

Áncash: Hombre dado por muerto se reencuentra con su familia después de 26 años en Chimbote

Manuel Castillo Abad había sido dado por muerto en 1995. Los familiares provenientes de Piura se mostraron sorprendidos y alegres con su aparición, sin embargo piden ayuda para poder trasladarlo a su natal Ayabaca, Piura

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

Manuel Castillo Abad, pernoctaba y vivía de la mendicidad en el distrito de Coishco, provincia del Santa en la región Áncash, recibiendo de las lugareños la asistencia para que se pueda alimentar. No era violento, dicen los testimonios y cada vez que había la posibilidad expresaba frases entrecortadas e inconexas. Incluso recordaba llamarse Oscar y nada más. Sus vivencias o la historia que lo llevó a esa condición desaparecieron de su memoria.

Castillo Abad, al momento de ser encontrado exhibía el descuido de los años y el desaseo. Su cabello ensortijado cubría incluso su rostro, mezclándose con la barba crecida con el tiempo. Un ciudadano, creyó conocerlo y llamó a la presunta familia, los cuales se entusiasmaron que sería el pescador que desapareció en el mar a la altura de Talara y fue el motivo para identificarlo plenamente.

Sin embargo, las pruebas demostraron que no era la persona que se creía y al contrario, gracias a la identificación realizada por el Reniec al hombre indigente que caminaba por las calles del distrito de Coishco ha permitido develar un verdadero “milagro” para los familiares reales, quienes precisaron que Manuel desapareció hace 26 años y nunca más supieron de él, más aún lo daban por muerto. 

Tras la identificación, sus familiares fueron al encuentro al hospital de Chimbote donde esta internado hasta su recuperación.

De esta forma, Manuel Castillo Abad tuvo un emotivo reencuentro con sus familiares después de 26 años, quiene lo creían muerto en extrañas circunstancias, pero el destino lo llevó a mendigar y debambular por las calles del distrito mencionado y gracias a un buen gesto de un ciudadano del Santa, permitió que se descubra esta historia.

“En 1993 Manuel dejó Piura y viajó a Lima en busca de trabajo. Dos años después, recibimos la noticia de que había muerto en extrañas circunstancias. Mi madre Elsa Abad Chininín fue la que más sufrió, ella murió hace tres años creyendo que mi hermano había fallecido”, contó totalmente emocionado su hermano Víctor Castillo

Don Víctor Castillo, tiene motivos para estar alegre y para sentir que el Señor Cautivo de Ayabaca les ha concedido un milagro. “Todos pensábamos que Manuel había fallecido, pero es un milagro verlo con vida y con nosotros”, agregó.

Comentarios

Más en Ancash

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top