fbpx
Connect with us

[EDITORIAL] Gobernador, gobierne

Foto: Ancash Noticias

Editorial

[EDITORIAL] Gobernador, gobierne

Juan Carlos Morillo debe recordar que ya no está en campaña sino tiene que gobernar y concertar esfuerzos. No caben trabajos solitarios.

Han tenido recién que pasar 9 días de la emergencia nacional para que el gobernador aparezca en la sede regional.  Desde que retornó de su criticable e innecesario viaje a Alemania se fue a Chimbote y allí tampoco apareció inmediatamente, más que por su cuenta de Facebook y las notas de prensa de su institución, luego de las criticas de los diferentes medios de comunicación tuvo que llamar a los medios más referentes de la sierra como de la costa, pero no lo vimos actuar; recién lo hizo cuando el domingo estuvo el ministro de Educación en la ciudad del acero.

Esta introducción es necesaria para recordarle al gobernador que la campaña ya pasó, conquistar el poder es una cosa; ejercerla, es otra.  Mírese señor gobernador en el espejo del señor presidente Martín Vizcarra, él ha comisionado a los ministros de Estado para hacerse cargo de la coordinación del gobierno central con las regiones, diariamente se comunica con la ciudadanía, no solo reporta cifras sino da cuenta de las acciones que se toman en el día a día, sabe que la autoridad no sólo se gana en las urnas, sino fundamentalmente en el cumplimiento de sus altas responsabilidades.

Metafóricamente, usemos la figura del papá.  El gobernador regional es el «papá de la región», como los alcaldes son los «papás de sus localidades», claro está que tienen que ser padres responsables.  Un padre responsable no sólo se preocupa por el sustento diario de su familia sino da seguridad a su cónyuge y sus hijos, por eso es la cabeza de una familia.

Aplicada esta metáfora hemos visto a nuestro gobernador dedicando sus preciosas horas en actividades frívolas como su periplo por Europa -cuando el evento, para el que fue autorizado su viaje, se canceló-, a su retorno  se escondió días por «roche», tuvo que reportarse los primeros casos en Ancash para salir de su autoexilio; por eso los pobladores de Tambo Real (Santa), cuando fue anteayer, le dijeron «recién te has acordado».

Cuando un padre se ausenta delega las responsabilidades a su cónyuge o a su hijo mayor o coordina con sus familiares más cercanos.  En ese contexto el vicegobernador está ausente como los consejeros regionales (guardando cuarentena en sus casas) y esperando cómodamente sus sueldos y dietas, sin hacer nada.  Ya hace una semana atrás el alcalde de La Pampa, Edver Paredes, había demandado al gobernador que «reparta pelota», juegue en equipo, comisione responsabilidades en sus funcionarios y coordine con los alcaldes provinciales y distritales.  Ojalá el gesto de ayer sea constante, por que una golondrina no hace el verano.

Para que el gesto y la práctica sea constante, honre ahora rápidamente la adquisición de los 20 respiradores artificiales, coordine más con el Ministerio de Salud para asignar recursos a los hospitales y centros de salud y a los dos nosocomios referenciales Guzmán Barrón (Chimbote) y Ramos Guardia (Huaraz) se les implemente no sólo con consultorios sino también con pabellones especiales para sus Unidades de Cuidados Intensivos y camillas de hospitalización.

En las demás provincias se potencie mejor la comunicación a través del COER (hasta ahora burocrática), Municipalidades y Salud para tener comunicación constante en tiempo real y se les dote de los implementos necesarios a los centros de salud , se dé las facilidades logísticas (transporte de personal, alimentación y otros) para su personal, como para los soldados y policía que se esfuerzan por hacer cumplir el aislamiento e inmovilidad social.

Hacer todo esto, señor gobernador, es cuestión no sólo de voluntad sino fundamentalmente de acción y mucha gestión.

Gobierne, señor gobernador, gobierne…

Comentarios

Más en Editorial

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top