fbpx
Connect with us

La ampliación de la cuarentena en Ancash

Foto: Ancash Noticias

Editorial

La ampliación de la cuarentena en Ancash

El peligro no ha pasado en Ancash, por el contrario urge redefinir las actuaciones de las autoridades como de la propia sociedad civil.

Ya se preveía, desde hace cien días Ancash aparecía moviéndose entre el quinto y séptimo lugar de las regiones con más afectaciones por COVID, por eso la prolongación del estado de emergencia en nuestro medio no debe tomarse solo como declarativa o legal sino como nueva y última oportunidad para que las autoridades asuman con mayor responsabilidad las tareas, que son se ven uniformes y menos colegiadas.

Para comenzar es indispensable que el gobernador en su condición de máxima autoridad administrativa y política redefina el papel del Escuadrón, Comando COVID (o como se le llame) para de ser un ente de coordinación burocrático sea más operativo y eficiente, trabajando en mayor sintonía con el gobierno central y las municipalidades movilizando sin distinciones a todos.  De esta tarea tampoco debe sustraerse el director regional de Salud, cuyo liderazgo al frente de su sector todavía no es claro; es evidente que en el interior de esta institución la procesión va por dentro con muchas descoordinaciones que ahora tienen que quedar superadas.

El Escuadrón o Comando Regional COVID tiene que subdividirse por corredores naturales con responsables más directos y que articulen decisiones.  Ya pues señor Morillo y alcaldes, más acción y si no pueden, den un paso al costado, no caben vacilaciones.

En lo referente al propio sector salud: MINSA, ESSALUD y clínicas particulares también tienen que unificar criterios y estrategias tanto en las consultas, hospitalizaciones y el control de los cercos epidemiológicos que siguen laxos, se da el caso que muchos ciudadanos que han dado positivos pero están asintomáticos siguen caminando por las calles y varios aislados incluso fueron abandonados a su suerte, eso no puede seguir así.

El fortalecimiento de los centros de salud y puestos sanitarios (cada uno con funciones definidas) no relajen sus actividades y por el contrario no solo se equipen sino además cumplan cabalmente sus funciones tanto preventivas como de actuación directa ante los males

Es necesario también un papel más propositivo de los medios de comunicación social y digitales (hoy en boga) tengan un papel más docente para incorporar en sus agendas informativas la educación ciudadana sobre la importancia del distanciamiento social, la protección a los menores y adultos mayores (por ser vulnerables), sin descuidar poro cierto las denuncias por presunta corrupción, la transparencia hoy por hoy es más que indispensable.

Las municipalidades como órganos de desarrollo y articulación local tienen que ser mucho más propositivos todavía en estos 30 días: mejorar los servicios de limpieza -partiendo por la protección de sus propios trabajadores- erradicar los focos infecciosos como son las áreas financieras y los mercados; es inconcebible que haya oposición ciudadana a la implementación de las áreas de comercialización temporal.

La propia ciudadanía tiene que tomar mayor conciencia que el peligro no ha pasado; por el contrario, todavía puede agravarse más si no se respetan las normas sanitarias.  Con esto no estamos diciendo que todo se paralice.  Si las actividades económicas previstas y sustentadas tienen que darse, las tienen que cumplir respetando escrupulosamente los protocolos biosanitarios establecidos.

En suma, la ampliación de la cuarentena en Ancash y otras 6 regiones endémicas más plantea tareas muy compartidas, sólo así podremos salir mejor librados de esta pandemia; de lo contrario podemos llegar a Fiestas Patrias con un panorama más que  apocalíptico.

 

Comentarios

Más en Editorial

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top